new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Real Fábrica de Cristales de La Granja, Soplado del vidrio | by ipomar47
Back to photostream

Real Fábrica de Cristales de La Granja, Soplado del vidrio

Existen numerosos métodos artesanales para trabajar el vidrio, como el sistema de vaciado o el de prensado, si bien el más importante es la técnica del soplado. Fue Inventada en el siglo I a.C., posiblemente en Siria, y supuso una verdadera revolución porque permitió fabricar piezas de mayores dimensiones, de paredes más finas y en un tiempo récord. Esta técnica, que aún se utiliza, consiste en la extracción del crisol, con la caña, de una posta (vidrio caliente a unos 1.100ºC) y soplar a través de la caña para formar una pequeña burbuja de vidrio que se introduce en el molde, adaptándose así a su forma para conformar el depósito de la pieza. Formado el depósito, se aplica el puntil por el extremo opuesto a la caña y acto seguido se desprende la caña de la pieza para poder terminar el recipiente, dando forma a la boca o aplicando las asas. Una vez terminado el proceso hay que "recocer" el vidrio, es decir, enfriarlo muy lentamente en un horno llamado arca de recocido o mufla. Cuando la pieza ha completado el proceso de enfriamiento, está ya lista para su decoración. La Real Fábrica de Cristales de La Granja elaboró desde el siglo XVIII sus piezas con vidrio al plomo (cristal) utilizando la tradicional técnica de soplado con caña. La producción actual de la Real Fábrica de Cristales se mantiene fiel a su tradición, tanto en la calidad de sus vidrios, como en las técnicas y modelos que reproduce.

 

La Real Fábrica de Vidrios y Cristales de La Granja fue una manufactura real construida en el Real Sitio de San Ildefonso (en la actual provincia de Segovia) con la llegada de la dinastía de los Borbones a España en 1727, siendo rey de España Felipe V. Inició su actividad con un pequeño horno de vidrios planos para abastecer al Palacio de La Granja de ventanas y espejos. En 1746, el maestro francés Dionisio Sibert impulsó la fabricación de cristales labrados (o franceses) utilizando plomo en su composición, y en 1750 el maestro alemán Juan Eder inició la fabricación de vidrios entrefinos (o alemanes) utilizando vidrio de base potásica. La época de esplendor de la Real Fábrica fue la de los reinados de Carlos III y Carlos IV, y entre 1770 y 1772 se construyó el edificio que actualmente se conserva en San Ildefonso. En 1982 se constituyó la Fundación Centro Nacional del Vidrio que inició la restauración y revitalización del edificio, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura industrial europea del siglo XVIII, recuperando la antigua imagen que ofrecía todo el conjunto, en el que se ha instalado el Museo Tecnológico del Vidrio, la Escuela del Vidrio y el Centro de Investigación y Documentación Histórica del Vidrio.

 

158498

931 views
13 faves
9 comments
Taken on June 18, 2015